Hoy vengo una entrada más personal que ira directo a la sección de Reflexiones, pero también una entrada diferente porque tengo una escritora invitada que nos abrirá las puertas de sus opiniones.


En la página de Facebook  he estado publicando más seguido y he recibido un par de mensajes privados diciéndome que me perciben triste, la verdad es que sí, no las voy a engañar porque sería engañarme a mi misma, estoy triste pero no rendida, me gusta lo que tengo pero sinceramente quiero más; se trata de un querer más a nivel emocional… aún no estoy lista para hablar de ello pero si quieres darte una idea, te dejo este viejo post donde hablo del Amor y La Distancia.

Ahora le doy la palabra a mi escritora invitada:

Cada persona tiene una razón de ser.

Venimos a este mundo desconociendo de todo. Esa inocencia que nos atrapa, reflejada en nuestros ojos. Siendo bebés y luego niños, con ganas de descubrir nuestro entorno. A medida que vayamos creciendo, los problemas se nos vienen encima: o lo buscamos o nos buscan. No sabemos cómo fue que los solucionamos pero hacia adelante estamos viviendo. Cada minuto que pasa sucede lo inesperado. En eso los convierte en malas experiencias haciéndonos vulnerables. Ok, quedaría como problemas personales que influye a tus seres queridos, al menos si se darán cuenta.

La sociedad es prejuiciosa. Es uno de los errores que más cometemos luego de MENTIR. Un ejemplo, como mujer, la sociedad (sea la cultura o el país que sea) los ven como ama de casa, madre, esposa e incluso como esclava. Pero como ya hay muchas mujeres que rompieron esas costumbres y están en la mejor época de sus vidas, son mujeres independientes, luchadoras, emprendedoras, exitosas y muchas facetas más porque demuestran de que son el mejor género que pueda existir en este mundo. A pesar de que aún existan personas con otras maneras de pensar, juzgándolas de que deberían casarse, y si está casada que empiece a tener hijos, y si tienen hijos que tenga más y así… Pensando por ellas.

Las personas son como son, por alguna razón. No debemos juzgar a nadie o pretender que cambie porque eso es lo que nos distinguimos: una personalidad propia. Sea bueno o malo. dejen a los demás ser felices y ser tu feliz también. ¡Haz que tu vida sea original e inolvidable!


Escrito por: @shynane

DESCARGAR EBOOK GRATIS

Revisa tu correo y confirma la suscripción