Soy de dientes que se manchan fácilmente, imagínate que cuando iba al dentista me recomendaba dejar de fumar para no mancharlos más y yo… “¡Yo no fumoooo!”. 

Es súper molesto no poder tener los dientes blanquitos y tener que pagar grandes cantidades de dinero por un blanqueamiento que a las semanas le decimos “bye bye”.


Esa era la angustia de mi vida (Ok no, pero sí me preocupaba) hasta que mi señora y amada madre un día obstinada me dijo “¡échate bicarbonato!”, tal cual, bicarbonato, y de esa maravilla te voy hablar hoy,

Es una preparación muy fácil de preparar y si la usas aunque sea 1 vez cada quince días vas a ver mejores resultados.

¿Cómo blanquear los dientes? Mezcla dos cucharadas de bicarbonato, con el jugo de limón y cepilla tus dientes con esta preparación, deja actuar por 30 segundos y enjuaga.

Ten mucho cuidado de no dejar mucho tiempo y en no consumir la preparación porque no está diseñada para eso.

Desde que lo hago mis visitas al dentista se redujeron y mantengo mis dientes sin manchas.

¡Listo! ¡A lucir dientes blancos!
Suscríbete al blog para recibir mi ebook gratis
 “Consejos de belleza en casa” y noticias recientes del blog directo en tu correo.



DESCARGAR EBOOK GRATIS

Revisa tu correo y confirma la suscripción