El paso de los años me ha demostrado que el placard es un espacio que debe ser cuidado como un templo por lo que hoy te quiero dar unos tips sobre cómo organizar un closet pequeño como el mio.

¿Como un templo? Sí, capaz suene exagerado pero un closet organizado correctamente nos puede llegar a ser más productivas en nuestro día a día, puede potenciar nuestra imagen personal y hasta otorgarnos confianza en nosotras mismas.

En el post pasado hablamos de cómo hacer una rutina de 6 pasos para ser más productiva pero quiero a partir de hoy aportar más contenido sobre cómo organizar nuestra vida siendo mujeres integrales.

Beneficios de organizar un closet pequeño

  • Aprovechamos mejor el espacio
  • Podemos acceder fácilmente a la pieza que queremos
  • Nos ahorra tiempo al momento de vestirnos
  • Evita que sintamos estrés o angustia cuando lo vemos
  • Es visualmente agradable
  • Tenemos más posibilidades de combinar nuestras piezas
  • Evita arrugas en la ropa

Tips sobre cómo organizar un closet pequeño

Saca todo lo que tengas en el placard dejándolo totalmente vacío, esto te facilitará limpiar sus superficies y a reconsiderar pieza por pieza que merece estar dentro de nuevo.

Separa la ropa en lotes, en mi caso prefiero hacerlo entre cuatro partes: lo que voy a conservar, lo que voy a donar, lo que voy a botar y lo que reparar o modificar. No guardes cosas “por si acaso”, si no lo usas es mejor que lo vendas o regales y lo reemplaces por algo que sí vas a usar.

Utiliza perchas o ganchos de un mismo color, esto de una forma muy simple hace que todo se vea mucho más pulcro.

Ahora llega la parte divertida, ¿Cómo organizar un closet pequeño?

Ya que tienes todas las piezas que quieres conservar elegidas decide cómo se te hará más fácil conseguir las piezas.

En mi caso prefiero organizarlo por función cada pieza, es decir, los pantalones con los pantalones, los kimonos con los kimonos, blazzer con blazzer y así; pero hay también quienes prefieren organizar la ropa por color, ya eso es cuestión de gustos.

Lo que sí es cierto es que las remeras o franelas prefiero guardarlas en cajones dobladas y así ahorrar tanto espacio como perchas.

Finalmente siéntate y repara las piezas que arreglar o modificar, no lo dejes para después ni pienses meterlas de nuevo al closet sino están listas.

Te comparto un vídeo donde te muestro cómo organizar un closet pequeño siguiendo estos sencillo pasos que te comparto.

Espero estos tips te hayan resultando muy útiles.

¿Ya tienes tu closet organizado?

 

 

DESCARGAR EBOOK GRATIS

Revisa tu correo y confirma la suscripción