Existen muchos tipos de correctores, los cuales varían en cuanto a presentación y colores. En ocasiones resulta complicado identificar cuál es el que nos conviene más usar.


El corrector lo que busca es (como su nombre lo dice) corregir las marcas o imperfecciones que tengas en el rostro. Así que lo primero que tienes que determinar es cuáles son esas partes zonas que quieres corregir, si son ojeras, acné, manchas o adelgazar el rostro.


Lo segundo que tienes que hacer es determinar tu tipo de piel, ya que los correctores pueden a llegar ser muy pesados y grasosos.



Como dije anteriormente, hay muchos tipos de presentaciones como los correctores en barra, el lápiz y en crema; los correctores en barra tienden a ser más cubrientes pero a la vez densos por lo que si eres de piel grasa no te convienen mucho y por su parte los correctores en crema son más ligeros pero si aplicas en capas obtendrás mejores resultados.

Ahora bien, ¿Cómo sabes cuál es el que necesitas? pues para ello te vas a servir del círculo cromático. En la imagen te muestro como un color anula a otro, así que si por lo menor tus ojeras son moradas utiliza un corrector en tono naranja sobre la zona para anular el morado de ellas.



Aparte de disminuir la tonalidad de las imperfecciones puedes utilizar correctores de tonos ligeramente más oscuros que tu piel para contornear o darle formas más profundas a tu rostro y usar tonos más claros que tu piel para iluminar ciertos puntos altos que quieras realzar.

Finalmente, si tienes alguna duda o quieres que profundice algo más acerca de los correctores déjamelo en los comentarios.

P.D.: De todo los correctores que tengo y muestro en las imágenes mi favorito es el Instant Age Rewind de Maybelline ¿Y el tuyo?.

Suscríbete al blog para recibir mi ebook gratis
 “Consejos de belleza en casa” y noticias recientes del blog directo en tu correo.



DESCARGAR EBOOK GRATIS

Revisa tu correo y confirma la suscripción