Cuando vivía en Venezuela empecé a sufrir lo que yo pensaba eran ataques de pánico, pero no, se trataban ataques de ataques de ansiedad (que no es lo mismo) y es por ello que empecé a investigar y me encontré con 5 cosas que eran disparadores de la ansiedad que no estaba controlando.

Mis ataques de ansiedad no se debían a estos disparadores sino más bien a un estrés postraumático debido a la inseguridad que vive mi país natal; sin embargo, estas 5 cosas que te voy a mencionar a continuación me convertían en una persona más propensa a la ansiedad.

La ansiedad es miedo al porvenir, en donde percibimos ciertos estímulos externos e internos como amenazantes y/o peligrosos, puede ser desde un pensamiento, una idea, una persona, una situación, etc.y vivir bajo constante ansiedad es perjudicial para nuestra salud mental y física.

Es por eso que hoy quería que conocieras estos disparadores de la ansiedad que puedes controlar o evitar en tu vida.

5 Disparadores de la ansiedad

1. Cafeína y azúcar: nuestro organismo no es igual al del todo el mundo ya que nuestros genes determinan cómo nuestro cuerpo asimila ciertos alimentos.

Por ende, si tu cuerpo metaboliza lentamente la cafeína, puede contribuir a las sensaciones de ansiedad.

Lo mismo pasa con el azúcar ya que el consumo de la misma desencadena en querer comer más y más.

2. Desequilibrios del ciclo menstrual: los días previos a la menstruación sufrimos de poderosos desequilibrios hormonales que nos hacen propensas a los ataques de ansiedad, no es el momento ideal para tomar decisiones radicales en nuestras vidas y asumir muchos compromisos.

3. Problemas de tiroides: la tiroides controla gran parte de lo que sucede en nuestro cuerpo y es increíble, pero muchas de las mujeres sufrimos problemas de la tiroides sin saberlo y la ansiedad en uno de los síntomas más frecuentes.

Tengo un vídeo explicándote un poco sobré qué es la tiroides y cómo he llevado mi enfermedad.

4. Alcohol: el consumo de alcohol puede hacer que el cerebro sea más susceptible a la ansiedad por lo que si estás  pasando por ataques o sensaciones de ansiedad muy recurrentes es mejor evitar bebidas alcohólicas.

5. Deficiencias de nutrientes: el litio, la vitamina D y el magnesio son vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita para controlar la ansiedad. Procura su absorción de manera natural o a través de suplementos.

cómo controlar la ansiedad

Finalmente, quería acotar que, desde mi punto de vista, la ansiedad es una sensación que en ocasiones nos permite ser más precavidos por lo que no es “mala” en su totalidad pero lo importante es que tengamos claro que no podemos dejarnos dominar por ella ni basar nuestras decisiones sólo en el miedo del porvenir.

Y como puedes ver, estos disparadores de la ansiedad se trata de cosas que podemos controlar día a día ¿Estás dispuesta a ser un poco más amable contigo misma?

 

DESCARGAR EBOOK GRATIS

Revisa tu correo y confirma la suscripción