La industria de la cosmética se mantiene en constante innovación por lo que la aparición de nuevos productos no nos extraña. Sin embargo, sobre eso se mantiene cierto orden de aplicación de los productos que hoy vamos a ver en los siguientes pasos para maquillarse.

Los siguientes pasos para maquillarse son generales, esto quiere decir que los puedes adaptar a tu conveniencia, por ejemplo, omitir el polvo suelto si eres de piel seca o colocar el corrector luego de la base de maquillaje.

En mi caso estos pasos para maquillarse me funciona de cualquier forma siempre y cuando coloque todos los productos de la lista que sé que funcionan para mi tipo de piel.
PASOS PARA MAQUILLARSE


1. PREPARACIÓN DE LA PIEL

La preparación de la piel es súper importante ya que influirá en si la piel está preparada o no para recibir el maquillaje que le coloquemos, incluyendo una buena textura para un mejor acabado.

Entre estos pasos para maquillarse y preparar la piel vamos a encontrar que debemos limpiar el rostro con un tónico, usar serum o un hidratante y una prebase de maquillaje.

Todos esto mejorará la textura de nuestra piel haciendo que al final de todo el proceso tengamos un maquillaje con un acabado más bonito.

 

2. CEJAS

Si no tienes las cejas pobladas o quieres mejorar su forma, puedes hacértelas al comenzar utilizando productos especiales para ellas como un lápiz delineador de cejas, una pomada en gel, sombra de cejas o simplemente una sombra oscura mate.

Nuestras cejas las vamos a maquillar siempre en un tono más claro que nuestro cabello y JAMÁS NEGRO.

3. CORRECTOR

Se utiliza para cubrir imperfecciones como las ojeras, manchas o granitos, los hay en presentaciones líquidas y en barra.

Si no tienes ninguna imperfección notable que cubrir es uno de los pasos para maquillarse que perfectamente puedes saltar ya que la base te ayudará en todo caso.

4. BASE

Sirve para unificar el tono de la piel, se coloca en el rostro, cuello y hombros si llevas escote.

Las hay en varios formatos como líquidas, en crema, mousse, barra y en polvo (pancake) por lo que podemos aplicarlas con distintas herramientas que van desde nuestra manos, esponjas de latex, esponjas que se humedecen y brochas.

Su consistencia determinará un nivel de cobertura ligero, medio o alto.

También debemos elegir nuestro tono de piel, ni más claro, ni más oscuro.

 

5. POLVO

Uno de mis productos favoritos porque ayuda a sellar el maquillaje y prolongar su duración.

Podemos encontrar polvos sueltos que nos dan un mejor acabado y polvo compacto para llevarlo cómodamente en nuestras carteras.

También vienen en distintas tonalidades que aportan color a nuestro rostro pero si no queremos eso -batallar con los tonos- podemos comprar uno translúcido.

Debes seleccionar el polvo correcto, al igual que la base, según tu tipo de piel (seca, normal, mixta o grasa).

6. CLARO-OSCURO

También conocido como contorno o iluminación, si quieres realizar esta técnica este es el momento ideal si vas a hacerlo con productos en polvo pero si por el contrario vas a utilizar productos en crema es mejor hacerlo antes de aplicar el polvo.

El contorno siempre se debe hacer con un producto dos tonos más oscuros que tu piel y que sea mate.

Y la iluminación dos tonos más claros de tu piel sin importar si es mate o satinado.

7. BRONCEADOR

En lo personal no me gusta utilizar contorno y bronceador juntos porque siento que se recarga el maquillaje.

El bronceador (bronzer) es diferente al contorno (contour) aunque haya personas que los consideren iguales, el primero busca imitar el efecto del sol en nuestra piel y el segundo busca agregar profundidad y/o define algunas zonas de nuestra cara, cuello, hombros, pechos y otras partes del cuerpo.

 

8. RUBOR

Es un producto que aporta ligeramente color a nuestra cara tratando de imitar la tonalidad que adquieren nuestras mejillas al sonrojarnos.

Podemos encontrarlos en presentaciones en crema, líquidos y en polvo.

9. SOMBRA

Hay una gran variedad de tonos con los que podemos jugar y se utilizan para darle mayor profundidad a la mirada y hacerla resaltar.

Las encontraremos en formatos en polvo, en gel y pigmentos.

10. DELINEADOR DE OJOS

Ayuda a definir los ojos, agrandarlos y/o alargarlos aportando mayor expresión a la mirada.

Hay delineadores líquidos, tipo plumón,  en gel, en acuarela, tipo lápiz y más.

 

11. MÁSCARA

Este otro de mis pasos para maquillarse favoritos porque hace que los ojos se vean más abiertos ya que la máscara actúa sobre las pestañas para alargarlas y darles mayor volumen.

Las hay en muchos colores para looks de maquillajes más atrevidos pero la más popular es la negra.

12. DELINEADOR DE LABIOS

El responsable de unos labios definidos y un labial duradero.

El delineador de labios es un lápiz que debe ser del mismo tono del labial que vamos a utilizar y con él vamos a delimitar los bordes del labios para marcar un “hasta acá” del labial.

Con este mismo producto podemos rellenar todos nuestros labios para hacer que el labial dure mucho más tiempo.

13. LABIAL

Delirio de nosotras que amamos el maquillaje, jamás tendremos suficientes de ellos jajaja

Aporta color, frescura y sensualidad a los labios, los hay en tonalidades infinitas y presentaciones como en barra, líquidos y en polvo.

 

14. BRILLO

También conocido como gloss, el brillo labial nos ayuda a darle un toque de luz y más volumen a nuestro labial.

¡Y listo! estos serían los pasos para maquillarse de manera elaborada, sería un maquillaje bastante completo y que obviamente puedes adaptar a tu rutina diaria con muchos menos productos, pero básicamente quería también mostrarles el orden de aplicación de los productos.

Si te gustó este artículo te invito a dejarme un comentario contándome ¿Cuáles de todos estos productos son imprescindibles en tu maquillaje diario?

Suscríbete al blog para recibir mis dos ebook gratis
con noticias recientes del blog directo en tu correo.

 

DESCARGAR EBOOK GRATIS

Revisa tu correo y confirma la suscripción