Si algo me gusta de la repostería ¡Son los cupcakes! Te juro que no me puedo resistir a su sabor y aunque antes pensaba que la base se preparaba al igual que un bizcocho para tortas ¡Pero no! y hoy aprenderemos de una experta cómo hacer la receta básica y sobretodo ¡Deliciooosa!

¡Hola apreciados seguidores de Una Mente de Mujer!

Estoy encantada y honrada de compartir un espacio con ustedes dentro de este blog donde nos enfocaremos en Gastronomía, waoo… ¡Qué palabra tan importante!

Muchas personas creen que términos como Gastronomía y Chef son ultra importantes y sobre ellos nadie puede cuestionar o innovar, pero realmente es algo que ha estado en nosotros desde antes de nacer.

Sencillamente la Gastronomía es el interactuar de un ser humano con los alimentos y el Chef es un titulo que se le dio a los cocineros de alto rango y con muchísima experiencia que se hacen cargo de cocinas en restaurantes de prestigio, pero todos sabemos que Chef traduce cocinero así que en mi corazón dentro de todo hombre o mujer que cocine hay un chef sin tanto galardón.

Teniendo claro esto me presento, soy Clau Melocotón una joven de 35 años quien decidió creerle al mundo de la Gastronomía y se hizo tanto Cocinera como Pastelera de profesión, nacida en Colombia y recibida en Argentina, mi segunda patria de corazón.

Quiero empezar compartiendo con ustedes una receta muy buscada, apetecida y que a veces se hace un poco difícil para conseguir el punto perfecto en sabor y horneado.

 
Bizcochos para Cupcakes

Estas mini tortitas que no son más que una delicia y una belleza en miniatura, les comparto una receta estrella y hablaremos un poco acerca de tips para su perfecto acabado.

Ingredientes:
180 gramos de huevos (3 unidades aprox.)
200 cc de leche
2 cucharadas de esencia de vainilla
160 gramos de manteca o mantequilla sin sal a temperatura ambiente
400 gramos de harina de trigo o (0000)
20 gramos de polvo para hornear
5 gramos de sal fina
200 gramos de azúcar

Preparación: Siempre ten en cuenta que el primer paso es prender el horno mínimo 15 minutos antes de llevar la preparación a cocción,.

En el bowl de la batidora debes poner la mantequilla y el azúcar a batir aproximadamente 10 a 15 minutos hasta que la mantequilla tome una textura cremosa y los granos de azúcar se deshagan,

Mientras tu batidora trabaja separarás las claras de las yemas y en un bowl batirás las claras a punto nieve, es decir hasta que parezca que formaste una nubecita.

 

Una vez tengas esto listo empezarás a agregar en el bowl de la batidora las yemas una a una alternando con un poco de las claras batidas.

Cernirás o tamizarás los medios secos, es decir, harina, polvo para hornear y sal.

Una vez termines de poner yemas y claras agregarás los secos de a poco, en varios tiempos y dejarás que la batidora en una velocidad moderada osea 1 o 2 se encargué de unir los ingredientes.

A medida que veas que empieza a parecer un poco seca la mezcla irás agregando la leche despacio y sin prisa y dejarás que siga batiendo por unos minutos hasta que tu mezcla sea homogénea, es decir, hasta que se integren todos los ingredientes y se vea que todo se unió perfectamente.

Alistarás la bandejita para cupcakes y en cada lugarcito pondrás pirotines o capacillos para horneado que podrás empezar a llenar y luego llevarlos al horno por 20 minutos a 180°C.

Cupcakes horneados sin decoración básicamente porque centré la atención en la receta, decoración seria otro post.

Truquitos o Tips para no morir en el intento

1. El secreto de la esponjosidad de tu masa está en el batido, entonces es importante que no hagas nada a la carrera, toma tu tiempo y disfruta porque solo así obtendrás una masa delicada y esponjosa.

2. No te desanimes si a la primera no te sale, realmente los pasteleros empezamos así, con muchos tropiezos hasta que la práctica nos enseñó puntos de batido.

3. Es importante que cuando hagas algo de pastelería tu ánimo sea el más tranquilo posible, si estás con prisa, de malas o triste te aseguro que el resultado puede llegar a ser un desastre, así que relájate y disfruta.

4. Si no tienes los pirotines o capacillos no te preocupes, cubre los moldecitos con mantequilla y espolvorea un poco de harina encima que luego sacudirás y ya estará listo tu molde para hornear.

5. Una vez ingresa el molde con la mezcla al horno cierras la puerta y no la abrirás hasta que se cumpla el tiempo, en este caso 20 minutos, abrir la puerta del horno puede llegar a ser fatal.

Opciones para saborizar

200 gramos de pasas de uva y una cucharada de canela en polvo
200 gramos de frambuesas congeladas y 50gr de almendras molidas
50 gramos de semillas de amapola, ralladura y jugo de 1 limón

Escrito por:
ClauMelocotón
Blog: http://claumelocotonyt.blogspot.com.ar/
Instagram: Claumelocotonyt

Suscríbete al blog para recibir mi ebook gratis
 “Consejos de belleza en casa” y noticias recientes del blog directo en tu correo.
 

DESCARGAR EBOOK GRATIS

Revisa tu correo y confirma la suscripción