Chicas en el 2012 yo estaba deprimida, una tristeza que no se la deseo a nadie, tenía mi piel reseca y manchada, el cabello se me caía a mechones, me sentía cansada constantemente… imagínate que tu cerebro te ordene algo pero tu cuerpo no responda… Eventualmente empecé a tener mala memoria, pasé de tener una memoria fotográfica a olvidar cosas y ser torpe…


Sin embargo, pienso que esas cosas no eran suficientes comparadas al nivel de depresión que sentía… no había forma de que dejara de llorar en las noches… sin razón aparente…

El vídeo de hoy y los que serán publicados esta semana me los pensé mucho para hacerlos porque primero no quería ponerme emotiva frente a la cámara y segundo por miedo a la crítica, siempre están los que critican en lugar de aportar; yo no soy doctora pero decidí aportar a través de mi experiencia personal.

Espero que estos vídeos lleguen a manos de muchas personas que, como yo en su momento, se sientan desorientadas y solas en este camino. Cuando fui diagnosticada me sentí perdida porque al buscar información por Internet encontré muchos datos científicos y hasta alarmantes que a duras penas comprendía; luego una de mis doctoras comprendió que yo no terminaba de entender y me lo explicó de la forma que esta semana te lo explico a ti (ella incluyó dibujos literalmente).

En fin, sólo quería que supieras que es un tema muy importante para mí y te pido que por favor compartas esta información para que llegue a alguien que la necesite.
Besos y mucho amor,

Carolina.-

Suscríbete al blog para recibir mi ebook gratis
 “Consejos de belleza en casa” y noticias recientes del blog directo en tu correo.



DESCARGAR EBOOK GRATIS

Revisa tu correo y confirma la suscripción