Todos los días debemos tomar decisiones, algunas importantes mientras que otras triviales. Pero ¿Qué sucede cuando no sabemos cuál es la decisión correcta?, hoy voy a hablarte de eso, no desde un punto teórico – práctico sino desde un nivel empírico, mi propia vida.


Tengo 28 años pero estoy segura que estoy poseída por una anciana puesto que todo lo analizo, filtro y escupo. Te lo digo porque mis “malas” decisiones son lo mejor que me ha podido pasar.

¿Pero cómo así? Bien, cuando tomo una decisión, no pienso en si el resultado será satisfactorio sino si me voy a sentir bien en el camino elegido y no es que no me importe el resultado como tal (todos queremos que nos vaya bien en nuestros planes) y tampoco es que todo en ese camino van a ser flores y unicornios, no, lo que pasa es que al tomar la decisión acepto lo bueno y lo malo que proviene de ella, porque lo veo como aprendizaje valioso, lo que pasa es que al tomar la decisión también elijo mantener una actitud positiva en todo momento, prefiero ocuparme que preocuparme.

Sin embargo, cuando tomo la decisión por lo que “Fulano” me dice, la responsabilidad se la delego a “fulano” y si pasa algo malo “fue tu culpa Fulano”. GRAVE ERROR.

Por eso la decisión tiene que ser tuya 100%, la responsabilidad tuya al 100%, la actitud positiva debe venir de ti al 100%.

Los consejos que te dan otras personas, son sólo eso, consejos; y eres sólo tú el que está en el poder de tomarlos o no. Si quieres ser feliz no puedes hacer que otros sean responsables de ti.

Para mi, ser feliz es una decisión, una decisión propia y continua que hacemos día a día, segundo a segundo. Si no te gusta el helado de fresa porqué pedirías eso teniendo tantas opciones. Lo mismo pasa con las emociones, si te gusta estar feliz, con amor, en paz, satisfecho, risueño porqué elegirías la tristeza, depresión y angustia teniendo tantas opciones.

Hay momentos donde por las circunstancias nos invaden y no podemos hacer otra cosa que enojarnos o llorar, eso tampoco está mal, somos seres vivos que sentimos y padecemos peeeero; también tenemos la capacidad emocional e intelectual de sobreponernos a dichas situaciones y tomar la decisión de sentirnos bien.

La felicidad es una decisión.

¿Qué decisión tomaste hoy?

Suscríbete al blog para recibir mi ebook gratis
 “Consejos de belleza en casa” y noticias recientes del blog directo en tu correo.



The following two tabs change content below.
Soy una Venezolana en Argentina que ama ser Bloguera y YouTuber. Recién casada y feliz de ser mujer. Me dedico a ayudar a mujeres como yo con consejos sobre belleza, maquillaje, manualidades, cocina y moda para hacer sus vidas más prácticas. BIENVENIDA.

Pin It on Pinterest

DESCARGAR EBOOK GRATIS

Revisa tu correo y confirma la suscripción