Cítricos con sal o azúcar:

Uno de los tratamientos exfoliantes más efectivos contra el acné, ya que ayuda a desinflamar y limpiar la piel de manera profunda. Solo necesitas media taza de sal o azúcar morena, 1 cucharada de ralladura de limón, naranja o toronja y media taza de aceite de almendra o de oliva.
Una vez reunidos los ingredientes mézclalos y aplica sobre la piel afectada por el acné, dando un masaje y enjuagando posteriormente en la regadera.

mascarillas caseras

EBOOK GRATIS

EBOOK GRATIS

Revisa tu correo y confirma la suscripción