Exfoliante con arroz:

Para crearlo debes colocar en la licuadora un vaso de arroz blanco, hasta obtener un polvo, el cual debes agregar a un recipiente con 6 gotas de aceite de coco y tres cucharadas de agua mineral, mezclando hasta obtener una pasta. Este es uno de los mejores tratamientos exfoliantes, que debes aplicar sobre tu rostro con masajes circulares y finalizar aclarando con agua.

El exfoliante de arroz ayuda a darle una limpieza profunda a la piel, además hace que la misma libere toxinas y quita las células muertas, haciendo que luzcas un rostro luminoso y renovado. Se recomienda usarlo una vez a la semana.

Mascarillas exfoliantes caseras

EBOOK GRATIS

EBOOK GRATIS

Revisa tu correo y confirma la suscripción