La actitud positiva es la base de la salud emocional y el bienestar del día a día. Con una perspectiva llena de optimismo, podrás superar las situaciones más difíciles, reducir el estrés y finalizar tu día con una sonrisa. ¿Cómo? No es tan difícil, sólo debes crear un checklist para tu crecimiento personal positivo.

Establecer una lista te permitirá trazar objetivos pequeños, mucho más fáciles de realizar. Por ello, me complacería brindarte mi checklist personal para el desarrollo personal positivo. Puedes seguir mis sugerencias al pie de la letra, así como puedes utilizarla como guía para crear la tuya.

Hábitos saludables para tu crecimiento personal positivo

Aferrarte a tus objetivos diarios, por muy pequeños que estos sean, te brindará confianza, seguridad, y sobre todo: estabilidad emocional. Son hábitos simples, pero al ponerlos en práctica, verás cómo tus días se hacen mucho más agradables y alegres y obtendrás un gran crecimiento personal positivo:

  • Haz un diario de gratitud: El agradecimiento es de las emociones más reconfortantes y plenas. Recordar a aquellas personas que te ayudan y te aprecian, así como las bendiciones a tu favor, te permitirá sobrellevar los días difíciles.
  • Afirmaciones positivas en la mañana: Empezar el día con frases positivas te colmará de energías optimistas y saludables. Sólo debes repetirlas unas cuantas veces después de despertar. ¡Inténtalo!
  • Chequea tus finanzas: Revisa tus gastos con regularidad para controlar las cuentas y facturas por pagar. Al mismo tiempo, contabiliza de cuánto dinero dispones; dicho control te concederá un mejor manejo del estrés respecto a las finanzas.
  • Selecciona 3 tareas que te acerquen a tu meta soñada y dales prioridad: Los grandes proyectos empiezan con la realización de metas pequeñas. Determina cuáles son estas 3 tareas y verás cambios favorables hacia tus propósitos en menos de lo que imaginas.
  • Contacta unos minutos con una persona a la distancia que quieres: El aislarse de los seres queridos es de las primeras causas de desmotivación, ansiedad y depresión. Por lo tanto, alégrate el día contactando a las personas que aprecias. ¡Te lo agradecerán!
  • Mueve tu cuerpo por 15 minutos mínimo: La inactividad, por increíble que parezca, es perjudicial para tu bienestar físico y emocional. Una pequeña caminata o una sesión corta de ejercicio diario es más que suficiente para reactivar el organismo. ¡Compruébalo!
  • Lee un capítulo de un libro o escucha un episodio de un podcast: La distracción y el enriquecimiento son imprescindibles para el despeje emocional. Una breve lectura o un audiolibro entre actividades te brindarán la recreación y el despeje que requieres.
  • Desconéctate 1 hora antes de la tecnología: Los aparatos electrónicos en exceso son abrumadores para el cerebro. Como resultado, puedes agotar tus energías sin siquiera percibirlo; lo que se reflejará en migrañas, malestares y otras dolencias. Concédete un tiempo de desconexión para meditar, reencontrarte y renovar tus energías.

Recuerda que no es necesario ejecutarlos todos; al contrario, puedes tomar los que prefieras para crear tu propio checklist para tu crecimiento personal positivo. Te aseguro que notarás cambios increíbles en tu entorno y tu personalidad si añades estos hábitos a tu rutina. Mantente fiel a tus propósitos y tu vida no dejará de cambiar para mejor.

DESCARGAR EBOOK GRATIS

Revisa tu correo y confirma la suscripción