¿Cuáles son los usos del ácido salicílico? Posee características especiales para volverse soluble en aceite y poder introducirse de forma perfecta en los poros de la piel. Pero, ¿Qué hace dentro del poro de la piel?

Acompáñame y déjame explicarte todas las características de este ácido y como debes usarlo.

Ventajas del ácido y ¿por qué es tan bueno contra el acné?

El ácido salicílico posee unas moléculas que están un poco separadas y esta particular característica lo hace soluble en el aceite, por eso es muy utilizado para tratar y prevenir el acné.

Este acido penetra en los poros de la piel y disuelve todo el sucio y la grasa desde adentro hacia afuera. Sus usos son los siguientes:

  • Exfoliación profunda: El ácido salicílico es considerado queratolítico, lo que quiere decir que elimina la capa descamativa de la piel o superficial. Realizando una exfoliación completa.
  • Contra el acné: Al momento de entrar en la piel disuelve la grasa y la suciedad que es el primer causante del acné y por esto es utilizado en su tratamiento. También actúa como antibacteriano y disuelve el exceso de sebo.
  • Renovación celular: No solo ayuda a deshacerse de la capa externa de la piel, también produce una estimulación en las células internas de la misma las cuales comienzan a reproducirse de mejor forma.
  • Disminuir la hiperpigmentación, gracias a su acción de regeneración y eliminación de células muertas permite que las manchas presentes en la piel se vayan aclarando poco a poco brindándole así un tono equilibrado
  • Limpieza profunda, ya que a diferencia de otros ácidos este  penetra en capas más profundas de la piel realiza una limpieza aún mejor.
  • Antiarrugas, gracias a su poder de renovación de células lo que permite más producción de colágeno y elastina.
Son muy pocas las desventajas que tiene el uso del ácido salicílico, compruébalo por ti misma.

Desventajas de los usos del ácido salicílico

Aunque parezca increíble, los usos del ácido salicílico no tiene muchas desventajas, se podría decir que casi ninguna. Lo que si se debe hacer es prestar atención a su forma de actuar ya que puede provocar irritación, deshidratación y descamación, por ende puede afectar a las pieles muy sensibles.

Para evitar estos daños solo es necesario usarlo en concentraciones aún más bajas de las normales.

También hay que tener en cuenta que este acido no puede ser utilizado en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia ya que aunque no se han realizado estudios donde se indiquen que sean teratógenos es necesario tener precaución.

Otras de las cosas a tomar en cuenta es que es absolutamente necesario el uso de protector solar mayor a 30 SPF ya que aunque es muy bueno para la piel se trata de un ácido que produce una exfoliación y deja al descubierto piel nueva que es aún más sensible a los rayos ultravioletas. 

EBOOK GRATIS

EBOOK GRATIS

Revisa tu correo y confirma la suscripción