Hasta hace algunos años las zapatillas deportivas eran artículos exclusivamente diseñados para el deporte, difícilmente podías encontrarlas fuera del ámbito de las actividades físicas. Poco a poco su imagen y su comodidad han ido apoderándose de distintas esferas hasta llegar a ser imprescindible en cualquier armario.

Atrás quedaron los días en los que unas zapatillas podían dejarte fuera de tu local favorito, las marcas de lujo se han apuntado a una tendencia que llega para quedarse. Las marcas deportivas han sabido adaptarse a las nuevas corrientes, basándose en algunas de sus zapatillas más clásicas para crear productos nuevos inspirados en su catálogo.

Más allá de modas, te ayudamos a elegir modelos que puedes combinar en cualquier ocasión.

– Nike Air Max Dia. Si la Nike Air Max 1 es ya un clásico, la Air Max Dia se inspira en ella para llevarlas a una nueva era, amplificando la suela, estilizando la silueta y colocando la unidad Air Max en una caja de TPU transparente. Una estética aerodinámica y un perfil específicamente diseñado para el pie de la mujer.

– Una zapatilla de adidas de 1997, la Falcon Dorf, es la inspiración de adidas para una nueva zapatilla exclusiva para mujer. Reduce piezas, cambia los colores y refina la silueta para convertirse en adidas Falcon W. Con un branding que se ha reducido al mínimo, adidas se centra en la combinación de materiales y colores para conseguir un nuevo modelo perfecto para combinar en cualquier ocasión.

– En plena explosión de las dad shoes, Nike se atreve con un nuevo modelo. Bajo el nombre Dad Shoes se agrupan modelos que por su estilo básico y atemporal podría usar cualquier padre para pasear al perro o arreglar el jardín. Nike se basa en ellas para crear algo nuevo, una zapatilla con suela sobredimensionada y piezas de colores que se alejan de su origen. El modelo perfecto, la Nike M2K, inspirada en la Nike Monarch.

– Apostemos por un clásico. Una de esas zapatillas tan sencillas de combinar que acabarás usando cada día. La Reebok Club C se diseñó a mitad de los ochenta como modelo de tenis que podía ser usado también también en el día a día. Zapatilla para jugar, pero también para tomar un cocktail en el club. Nuestra recomendación; busca una de las versiones blancas, combinables con casi cualquier outfit.

– Nike Air Force 1. Uno de esos modelos que ha sabido saltar desde el baloncesto a las calles. Originales de 1982, en sus combinaciones más clásicas utilizaban el color solo en el logotipo de Nike (el famoso swoosh) aunque en las nuevas versiones se han atrevido a utilizar en color en su plenitud. La edición original, en sus versiones alta, media o baja, son absolutos clásicos (en este caso recomendamos las completamente blancas), pero en los últimos años Nike les ha dado un giro espectacular.

Un equipo de 14 diseñadoras de Nike reinterpretaron el modelo más clásico con nuevas líneas más actuales y femeninas creando así cinco nuevas versiones, Explorer, Lover, Sage, Rebel y Jester. Desde botas extra altas a zuecos inspirados en las Air Force originales. El principal problema es decidirse por una.

-Vans Authentic. Una de esas zapatillas que trascienden épocas. Creadas como un modelo para todo y adoptadas por los primeros skaters, el tiempo las ha convertido en la imagen sobre la que se ha construido el universo del patín primero y más tarde como símbolo del rock y el punk. Distintas versiones, con suelas con plataformas y en mil colores, la han convertido ahora en un clásico atemporal.

– La primera de las grandes zapatillas data de 1917 y se mantiene igualmente fresca. La Converse Chuck Taylor All Star tiene mil versiones distintas y todas acertadas. Y como un producto centenario puede reinventarse a cada momento, ahora triunfa en una nueva edición basada en la silueta de los setenta, con una suela algo más alta y unas formas ligeramente retocadas.

-Nike Cortez una zapatilla de running de 1972 que se convirtió en un mito cuando Farrah Fawcett las mostró en un capítulo de Los Ángeles de Charlie, una serie que funcionaba como una máquina de crear tendencias a finales de los setenta y principios de los ochenta. Las Nike Cortez que usaba Farrah Fawcett para perseguir a los malvados sobre un patín (poco recomendable, por otra parte) fueron las primeras zapatillas que realmente explotaron en el público femenino.

Los peinados y los cuellos quedaron (afortunadamente) olvidados, pero las Nike Cortez han sabido mantenerse como zapatilla para todo, espoleada por ocasiones en las que volvían al primer plano de la actualidad ya fuera por la aparición de Whitney Houston con ellas en plena Super Bowl, por las carreras de Forrest Gump, las ediciones especiales de Kendrick Lamar o la última aparición de Bella Hadid recordando a Farrah Fawcett.

DESCARGAR EBOOK GRATIS

Revisa tu correo y confirma la suscripción