El tema de los cosméticos cruelty free y veganos no está en top y tampoco se conversa mucho en los círculos que se dedican a la moda o al make up. No obstante, hay quienes están llamando la atención acerca de lo que sucede puertas adentro en la industria del maquillaje, donde lo animales juegan un papel crucial.

Hoy día se ha puesto muy de moda el estilo y la vida chic, donde el maquillaje, la indumentaria, nuestros cosméticos y accesorios tienen un lugar de importancia que no tuvieron nunca antes. Se ha proliferado el buen gusto.

Como saben en Una Mente de Mujer somos fans de las recetas naturales y caseras para la belleza.

Las plataformas de redes sociales como Instagram y Facebook han abierto camino y la rápida comunicación nos hace protagonistas de todo una movida inclinada hacia la estética y los productos de belleza.

¿Has subido un video para mostrar tu maquillaje? Miles de mujeres a nivel mundial lo están haciendo justo ahora.

Esto hace que nos preguntemos ¿Qué hay detrás de esta industria que día a día crece de un modo impresionante? ¿Sabes cómo funciona el proceso de fabricación y cómo llegó hasta tus manos tu lipstick favorito?

Los animales y su importante papel en la industria

Los animales han sido objeto de maltratos por muchísimas industrias alrededor del mundo, lamentablemente, hay países incluso que tienen como ley probar en animales los productos que saldrán al mercado, para garantizar que son seguros para ti.

La experimentación con animales es un proceso normal en la producción de maquillaje; para que un producto pueda salir al mercado, muchas marcas cuyos nombres seguramente conoces bien, usan desde monos hasta conejos para probar la eficacia de sus productos y qué tan seguros son para nosotros.

En muchos casos algunos animales resultan gravemente lesionados, en los peores casos, muertos, sin que haya leyes que velen por que esto no pase.

Es por eso que nace la modalidad cruelty free y vegana.

Con el fin de parar definitivamente estas prácticas y demostrar que podemos maquillarnos sin necesidad de ello.

Cruelty Free y Veganismo, una tendencia responsable

Hoy día ya son muchas las marcas de productos que se pegan a estas tendencias, inspiradas por la oleada conservacionista que cada vez cobra más fuerza y, a la cual, se unen, miles de personas alrededor del mundo.

Asimismo siguen naciendo marcas de maquillaje dispuestas a llevar la responsabilidad con la naturaleza a otro nivel, diseñando productos de belleza amigables con el medio ambiente, como por ejemplo, donde vivo encuentro la marca de Brood Argentina.

Estos productos funcionan exactamente igual que los convencionales, pero con la característica de ser libres de componentes de origen animal y sin que requieran pruebas previas para nuestro uso.

Esta modalidad se subdivide en dos importantes tendencias.

Cosméticos Cruelty Free y Veganos

Características y diferencias entre los cosméticos cruelty free y veganos

Cruelty free

  • Básicamente, denuncia el uso de animales para el testeo de nuevos productos de maquillaje, el depósito de animales en hacinamientos de condiciones insalubres, no aptos para ser habitados por seres vivos.
  • Está en contra del testeo de productos de belleza que impliquen inyecciones, ingestión a través de cualquier vía, de soluciones químicas.
  • Se opone a las leyes que promueven las practicas de maltrato animal.
  • Trabaja en función de investigaciones que den al traste con fórmulas efectivas, no dañinas para el ser humano, en cuyos procesos no se requiera el uso de animales para pruebas.

Cosmética vegana

  • Se enfoca en la protección animal a través del consumo responsable de productos, sin importar el tipo.
  • Se opone a la fabricación de cosméticos en cuyos componentes exista alguno de origen animal.
  • Apoya las causas ambientalistas y va de la mano con la tendencia cruelty free, desde una perspectiva más general, de consumo.

Una diferencia crucial entre estas dos tendencias es el enfoque, aunque ambos apoyan la misma causa y generan un sistema comercial en torno a una de tus necesidades básicas, la primera se concentra en el testeo de productos, mientras que la segunda en la explotación de los animales para la extracción de componentes base.

Ahora ¿Te gustaría unirte al lado ambientalista del maquillaje? Es verdad que algunas de estas prácticas existen desde hace mucho pero, seguramente, pequeños cambios en nuestro modo de consumir pueden hacer la diferencia.

Estar en onda ahora puede salvar el planeta.

DESCARGAR EBOOK GRATIS

Revisa tu correo y confirma la suscripción